[metaslider id=5000]

Volanta: La Cámara Minera de Santa Cruz fija posición.

By on febrero 13, 2013
volanta

Volanta: La Cámara Minera de Santa Cruz fija posición ante la continuidad del corte en Gregores

Paz social no debe ser sinónimo de arbitrariedad

Afirmando que “una vez más, un yacimiento minero ha sido agredido en la Provincia”, la Cámara Minera de Santa Cruz (Camicruz) emitió esta tarde un comunicado titulado “A la opinión pública”, en el que fijó posición respecto del corte de la ruta provincial Nº 25, protagonizado por un grupo reducido de desocupados, que desde el sábado impide el paso de vehículos desde y hacia el yacimiento Manantial Espejo, situado al este de Gobernador Gregores.
En el comunicado, cuyo texto completo se reproduce más abajo, la Cámara recordó que este no es primer caso en que se sufren situaciones como la actual, “ante la pasividad de las autoridades judiciales, que son las que legítimamente deberían ponerle coto”, y advierte que es previsible que se sigan sucediendo en el futuro.
Tras recordar el sistema de toma y capacitación de personal que llevan adelante las mineras en la Provincia, Camicruz afirma en la nota su compromiso con la paz social, “no debe ser sinónimo de arbitrariedad”, sosteniendo que “no es impidiendo trabajar a quienes producimos y aportamos al desarrollo provincial, como otros sectores encontrarán solución a sus problemas”.

Volanta

EL TEXTO COMPLETO DEL COMUNICADO DE CAMICRUZ

A la opinión pública:

Una vez más, un yacimiento minero ha sido agredido en la Provincia de Santa Cruz.

Le tocó esta vez a Manantial Espejo, operado por Minera Triton Argentina en cercanías de Gobernador Gregores. No ha sido el primero pero, lamentablemente, la experiencia de lo ocurrido con muchos otros en el pasado reciente, a cargo de compañías productoras y exploradoras, socias de la Cámara Minera de Santa Cruz (CAMICRUZ), nos permite vaticinar que podría no ser la última.

La modalidad del apriete y la agresión por parte de elementos ajenos al sector minero, que actúan con llamativa impunidad y a los que las instancias gremiales organizadas de nuestro sector les desconocen representatividad alguna, generan un marco de alteración social del que no son víctimas solamente las compañías mineras como tal, sino principalmente sus trabajadores y las comunidades en las que se encuentran insertas, donde 300 familias se encuentran de golpe con que uno o más de sus miembros han sido tomados de rehenes, sin que nada parezca poder impedirlo.

Esta situación, que evidencia un alto grado de injusticia, se viene repitiendo sin solución de continuidad, ante la pasividad de las autoridades judiciales, que son las que legítimamente deberían ponerle coto.

La sensación de indefensión por parte del sector ante estos reiterados atropellos es, para que ocultarlo, cada vez más preocupante.

La política de empleo del sector minero en la Provincia de Santa Cruz es clara y concreta: Se reciben las solicitudes de los interesados; se realizan los programas de capacitación necesarios para poder contar con mano de obra calificada en la región y se absorbe la cantidad de personas que las necesidades reales del yacimiento determinen en cada caso. Cualquier otro método que se pretenda forzar, buscando por ejemplo incorporar personas sin la mínima formación necesaria, no solo atentaría contra la estabilidad de la fuente laboral, sino contra algo que reviste un valor superior, que es ni más ni menos que la seguridad de nuestros propios trabajadores. En minería, la seguridad y hasta en ocasiones la vida de un minero, depende muchas veces en partes iguales, no solo de su propia capacidad, sino de la del hombre que tiene a su lado. Y eso, para nosotros es innegociable.

La Cámara Minera de la Provincia de Santa Cruz (CAMICRUZ) es conteste que la paz social es un valor a preservar, y que el esfuerzo conjunto de los sectores público y privado, es necesario para lograr materializar esa meta. Pero a ese fin se debe concurrir mediante el dialogo y la estructuración de políticas concertadas entre los sectores involucrados, para lo cual, siempre estaremos dispuestos.

Pero no es impidiendo trabajar a quienes producimos y aportamos al desarrollo provincial, como otros sectores encontrarán solución a sus problemas.

Porque paz social no debe ser sinónimo de arbitrariedad.

Y lo único que no debería pasar con las actitudes patoteriles a las que el sector es reiteradamente sometido, es que nos acostumbremos a ellas. Que terminemos considerándolas como un elemento más de la normalidad.

Con toda serenidad, pero con la mayor claridad posible, desde CAMICRUZ, estamos solicitando, a quien corresponda, que se arbitren las medidas necesarias que le permitan al sector trabajar en paz, preservando las fuentes de trabajo y protegiendo como debe ser el derecho de nuestros trabajadores a desempeñar sus tareas de manera segura y sin tener que verse obligados a tener que soportar presiones y agresiones que nada tienen que ver con los derechos que un trabajador debe tener garantizados en una comunidad organizada.

[sws_divider_top]

[sws_button class=”” size=”sws_btn_small” align=”sws_btn_align_right” href=”http://lavetaradio.net” target=”_self” label=”volver” template=”sws_btn_gray” textcolor=”” fontweight=”normal” bgcolor=”” bgcolorhover=”” glow=”sws_btn_glow” btnwidth=”” textalign=”center”] [/sws_button]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.