[metaslider id=5000]

Vale puede volver

By on junio 5, 2013
vale

Si hay cambios macroeconómicos, Vale puede volver

La afirmación la hizo el cónsul de Brasil en Mendoza, Sergio Couri quien considera que lo sucedido “es una lección aprendida que no debe repetirse”.

El cónsul de Brasil en Mendoza, Sergio Couri, es economista, pero también un hombre de letras y un académico reconocido en su país. Después de sus destinos anteriores en Nueva York, Colombia y Pakistán, más un paso por una docena de ciudades de cuatro de los cinco continentes, le tocó Mendoza, provincia a la que compara, por su crecimiento sola, “aislada” -dice- con una Brasilia a la que ha aprendido a querer a pesar de su origen carioca.

Le tocó aquí vivir un momento difícil, cual es el fracaso del proyecto minero de sal de potasio en Malargüe, conocido como Potasio Río Colorado e iniciado por la empresa multinacional Vale, con sede en Brasil.

“Sí. Sinceramente, no me tocó el momento más afortunado”, se sincera, tomando un sorbo de café, luego de repasar la reciente visita del ex presidente Lula a Mendoza, invitado por Telefónica y con quien pudo charlar a solas durante un buen rato.

Sin embargo, a la hora de hablar de Vale pone un “stop” y prefiere apostar al optimismo. “Yo no diría que es un proyecto perdido”, se ataja primero, y luego contraataca: “Vale está trabajando, igual que lo está haciendo el Gobierno de Mendoza, para conseguir nuevos socios y explotar el yacimiento de Malargüe”, sostiene.

Couri considera que la empresa que ha originado una situación compleja en las relaciones entre Brasil y Argentina, podría revertir su decisión, “pero para que eso ocurra deben cumplirse dos requisitos: que encuentre socios internacionales y que la Argentina produzca cambios macroeconómicos. Sólo de esa forma -explica Couri- se pueden recrear las condiciones para que Vale vuelva”.

Los cambios, explica, “deben darse a nivel nacional” porque determinaciones locales no harían cambiar las condiciones que llevaron a Vale a retirarse.

Usted es un optimista.

– Yo creo que no pueden perderse las condiciones para nuevas inversiones brasileñas en la Argentina. Y por supuesto que de otros países también. El inversionista tiene que estar seguro de su emprendimiento. Así que situaciones como las de Vale no se pueden repetir.

¿Cree que la experiencia de Vale en Mendoza debe servir como lección?

– Es así. Es una lección aprendida. Brasil y Argentina están construyendo un mercado común, una nueva forma de relacionarse. Las buenas relaciones entre los dos países son fundamentales no sólamente para ambos países, sino para todo el Mercosur y para América del Sur. Tenemos que dar el ejemplo de que podemos desarrollarnos de una manera armónica, que podemos intensificar las relaciones de una manera no sólamente económica, que podemos invertir acá y allá, que las cosas resultan bien en ambos países. No podemos crear expectativas negativas, falsas y, sobre todo, en estos dos países. Lo que suceda en el campo económico va a tener una influencia muy grande en Sudamérica y en Latinoamérica.

La forma de vincularse entre Argentina y Brasil es parecida a la de un matrimonio de muchos años… tiene sus momentos…

– Siempre ha sido así. Pero hay situaciones iguales que en el matrimonio, que pasa igual: son los buenos y los malos momentos. Si uno de los cónyuges, por ejemplo, toma un rumbo por sí sólo, sin consultar, eso puede complicar la situación. Supongamos que uno de ellos cometa un acto de traición, ¿me entiende?, si es permanente, como puede ser el ingreso de una tercera persona al matrimonio, provoca un daño. Si uno de los cónyuges se vuelve adicto al juego y llega a la casa todos los días tarde, un matrimonio no puede subsistir. Por ello, sintetizando, en la relación entre Brasil y Argentina, como en un matrimonio, hay situaciones que son coyunturales y otras que se pueden volver estructurales.

Digámoslo así: una infidelidad, se perdona. Una serie, no…

– Bueno, yo no voy a entrar a hacer consideraciones morales (risas). Pero hay situaciones que, de volverse permanente, un vicio, una infidelidad, eso si afecta la estructura de un matrimonio. No podemos permitir vicios estructurales en esta relación entre Brasil y Argentina.

Fuente: Mendoza OnLine

[sws_divider_top]

[sws_button class=”” size=”sws_btn_small” align=”sws_btn_align_right” href=”http://lavetaradio.net” target=”_self” label=”volver” template=”sws_btn_gray” textcolor=”” fontweight=”normal” bgcolor=”” bgcolorhover=”” glow=”sws_btn_glow” btnwidth=”” textalign=”center”] [/sws_button]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.