[metaslider id=5000]

La minería binacional

By on marzo 21, 2013
minería binacional

La minería binacional

El ideal de Domingo F. Sarmiento, de apuntalar el desarrollo sanjuanino a partir de la gran minería, parece encaminado a concretarse como jamás lo pudo soñar el prócer, ya que ahora se suman a la formidable tecnología disponible los entendimientos políticos y económicos que eliminan fronteras. Es lo que reflejan las primeras informaciones acerca de un nuevo entendimiento binacional para explotar un yacimiento de cobre y oro descubierto en el departamento Iglesia con continuidad en territorio chileno.

El potencial de Vicuña, un yacimiento que todavía está en la etapa exploratoria, lo reveló el gobernador José L. Gioja, luego de interiorizarse del plan en la feria minera PDAC 2013, celebrada en Canadá, donde el mandatavrio se reunió con directivos de la empresa que tiene a su cargo los estudios de pre factibilidad. Pero lo trascendente, además de la riqueza potencial del yacimiento metalífero, es que su puesta en marcha daría lugar a un segundo protocolo de entendimiento binacional, tal como se hizo para iniciar Pascua-Lama, el primer acuerdo argentino-chileno de este tipo.

La información oficial sobre este nueva esperanza minera de proyección binacional se conoció en momentos en que la frustración del desarrollo del megaproyecto Potasio Río Colorado, emplazado en Malargüe, Mendoza, no sólo ha impactado en la vecina provincia sino en todo el país debido a los alcances de la inversión de Vale y la generación de más de 5.000 puestos de trabajo directos y de empresas de servicios que se habían sumado, incluidas sanjuaninas. Los motivos de abandonar el emprendimiento dan lugar a cuestionamientos cruzados entre el inversor brasileño y los gobiernos nacional y mendocino.

minería binacional

Pero más allá de quien tiene mayor o menor responsabilidad por el fracaso, se debe recordar el clima adverso. En Mendoza se denostó a la minería a cielo abierto, desde los políticos de atril a los ambientalistas ideológicos; hubo leyes y campañas para impedir la radicación. Ahora, los sectores gravitantes se han dado cuenta de lo que representa la gran minería en el crecimiento económico de una región. Basta con mirar a San Juan, y mucho más a Chile, que tiene los yacimientos cupríferos más grandes del mundo y a la vez no carece de agua y menos se cercena el crecimiento de otras actividades, como la frutihortícola, donde también son líderes a nivel internacional.

Fuente: Diario de Cuyo

[sws_divider_top]

[sws_button class=”” size=”sws_btn_small” align=”sws_btn_align_right” href=”http://lavetaradio.net” target=”_self” label=”volver” template=”sws_btn_gray” textcolor=”” fontweight=”normal” bgcolor=”” bgcolorhover=”” glow=”sws_btn_glow” btnwidth=”” textalign=”center”] [/sws_button]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.