[metaslider id=5000]

La huella hídrica de la producción y su impacto

By on abril 29, 2013
huella

La huella hídrica de la producción y su impacto – Agua pura, agua eficiente

Cada individuo que transita nuestro planeta y cada bien que produce, implica un determinado consumo de agua, que se denomina “huella hídrica”, un dato que debemos conocer para incrementar la eficiencia en la producción y la sustentabilidad ambiental.

(Por Roberto Mendoza especial para La Opinión Austral)

Todos los habitantes de este planeta utilizamos una gran cantidad de agua para beber, cocinar, lavar o higienizarnos. Pero utilizamos todavía más en la producción de bienes tales como alimentos, papel, prendas de vestir, maquinaria, minerales, etc.

Para medir la utilización que se hace del agua en el ciclo productivo, desde hace varios años se ha comenzado a medir tanto lo que se denomina “huella hídrica”, como la circulación de “agua virtual”. Veamos de qué se trata.

La huella hídrica es un indicador del uso de agua que tiene en cuenta tanto el uso directo como indirecto, por parte de un consumidor o productor, es decir, tanto para un individuo, como una comunidad o comercio, se define como el volumen total de agua dulce que se utiliza para producir los bienes y servicios consumidos por el individuo o comunidad así como los producidos por los comercios.

Agua virtual, por su parte, se denomina al agua que utilizaron los bienes para ser producidos, tanto la que contienen en su disposición final como la que requirieron a lo largo del proceso de producción.

El agua que se consume para la producción de un determinado bien, a su vez, se clasifica en azul, verde y gris. Agua azul es el volumen de agua dulce consumida de los recursos hídricos del planeta (aguas superficiales y subterráneas); agua verde es el volumen de agua evaporada de los recursos hídricos del planeta (agua de lluvia almacenada en el suelo como humedad, por ejemplo) y la que se reutiliza en el proceso; y agua gris es el volumen de agua contaminada que se asocia con la producción de los bienes y servicios, y puede ser medida como la cantidad que se requiere para diluir los contaminantes hasta el punto de que la calidad del agua se mantiene en o por encima de las normas de calidad.

Algunas cifras

La huella hídrica se mide en litros por kilogramo de producción, cuando se trata de bienes, o de metros cúbicos por año cuando hablamos de individuo. En el cálculo interviene no solamente el agua de riego, por ejemplo, sino cada gota de agua que fue necesario que estuviera presente en todos los pasos del proceso productivo.

Así, por ejemplo, para producir un kilogramo de carne vacuna se necesitan 13.000 litros, 3.920 para un kilo de pollo, 140 para una taza de café o 1.000 para un litro de leche. En Cerro Vanguardia, utilizamos 376,3 litros por cada onza de oro producida.

Yendo a escala de países, un individuo de Estados Unidos utiliza 2.500 metros cúbicos de agua al año, un español 2.350, un japonés 1.150, un ciudadano chino 700 y un argentino, 1.450.

Conocer la huella hídrica es importante tanto para cuantificar la eficiencia en el uso del recurso natural, como para tratar de tornar más eficiente la producción, lo que vale tanto para cada empresa, por muy pequeña que sea, como para los países y los continentes.

Así, otro dato a tener en cuenta, en la faz productiva, es cuánta riqueza genera el bien producido. Por ejemplo, un litro de vino cuesta 25 pesos en promedio, y para producirlo se usaron 650 litros, en tanto que un litro de cerveza se comercializa a unos 8 pesos y utilizó 300 litros, y una onza de oro se cotiza a 7.300 pesos y usa en promedio en Argentina, 557 litros de agua.

A nivel global, se ahorra agua al exportar productos agrícolas de regiones con alta productividad de agua hacia regiones con baja productividad de agua. En la actualidad, si los países importadores produjeran domésticamente todos los productos agrícolas, necesitarían 1.600 kilómetros cúbicos de agua al año, sin embargo, los países exportadores están produciendo estos productos con sólo 1.200 kilómetros cúbicos anuales, ahorrando a nivel global alrededor de 400 kilómetros cúbicos.

Por ejemplo, si bien China utiliza 700 metros cúbicos de agua por año y por habitante, sólo el 7 % de eses volumen es producido fuera del país, en tanto que Japón importa el 65% de los 1.150 metros cúbicos anuales que usa cada uno de sus ciudadanos.

Eficiencia para la vida

Si un país exporta parte o la totalidad de lo que produce también está exportando agua virtual, es decir, tuvo que contar con una determinada disponibilidad del recurso para hacer frente a las necesidades de la producción. De allí que sea importante llevar adelante una buena administración de los recursos naturales, optimizando su utilización.

Tomando a la mina santacruceña Cerro Vanguardia como ejemplo, para calcular los 376,3 litros de agua necesarios para producir una onza de oro, se suman a la utilizada en el proceso metalúrgico en sí, desde la tomada dentro de la planta para aseo personal y consumo, hasta la que usa el taller para lavar los vehículos que intervinieron en la extracción y transporte del mineral.

huella

Por eso es tan importante, en todo proceso productivo, ser más eficientes en el uso, disminuyendo al máximo la captación de agua fresca (agua azul) y la deposición de agua ya utilizada para posterior tratamiento (agua gris).

La reutilización de agua en los procesos no disminuye la huella hídrica en sí, pero baja considerablemente la incorporación de agua azul a los procesos, lo que los hace más eficientes en términos ambientales, y al mismo tiempo mejora los costos de producción, ya que hay que recordar que la minería paga a la provincia un canon por la captación de agua fresca, cuyo volumen es controlado por caudalímetros colocados en cada pozo del yacimiento de que se trate, a un valor que se actualiza automáticamente porque está referenciado al litro de eurodiesel en Río Gallegos.

[sws_divider_top]

[sws_button class=”” size=”sws_btn_small” align=”sws_btn_align_right” href=”http://lavetaradio.net” target=”_self” label=”volver” template=”sws_btn_gray” textcolor=”” fontweight=”normal” bgcolor=”” bgcolorhover=”” glow=”sws_btn_glow” btnwidth=”” textalign=”center”] [/sws_button]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.