[metaslider id=5000]

Entrevista a Ricardo Alonso

By on septiembre 30, 2016

ENTREVISTA AL EX DIPUTADO RICARDO ALONSO

Estamos en comunicación con el diputado Ricardo Alonso de la provincia de Salta. Ricardo, buenas tardes ¿cómo estás?

Que tal, ¿cómo estás y todo tu equipo por allí?

Muy bien. ¿Cómo estás vos?

Bien. Solamente aclararte que ya dejé de ser diputado. Pero full, a full, en la actividad.

Seguís siendo para nosotros. Viste que hay ex presidentes que les siguen llamando presidente. Así que es lo mismo… Hace tiempo que no charlamos y lo venía intentando hace tiempo al enlace con varios amigos de Salta. No sé qué les pasa a los salteños que no quieren atender el teléfono por estos días.

Primero las comunicaciones son un desastre. Segundo que acá estamos a full con este renacer de la actividad y esperemos que esta vez sea positivo.

Me gustaría que pudiéramos profundizar un poquito esas líneas que estás expresando. ¿Cómo lo estás viendo, cómo lo estás sintiendo, este nuevo renacer de la actividad?

Lo que veo son dos cosas: Por un lado veo un discurso bastante unánime por parte de la política en el sentido de que hay que volver a traer a los inversores. De que somos un país que tiene todas las potencialidades intactas, cosa que es cierta, porque no nos olvidemos que compartimos una enorme cordillera con los chilenos. En el cual Chile se desarrolló completamente y nosotros todavía estamos con algunos minis proyectos dando vueltas. Todavía los grandes proyectos descansan en un sueño eterno. Y por el otro lado veo mucha expectativa, pero también veo ciertas reticencias. Veo como que los inversores todavía no están decididos a dar el paso, Es como que dicen: “Bueno, si tengo que invertir en un país confiable como es Chile, o en un país que no es confiable como es la Argentina, prefiero invertir en Chile”. Ese es un poco el mensaje que llega de todos los lugares, con todos los centros de inversión. A nadie le gusta invertir en un lugar donde no tiene toda la seguridad y la estabilidad jurídica para desarrollar su negocio.

¿Pasa solamente por esto, por la confianza, la estabilidad jurídica. O también están esperando alguna señal del empresariado local?

Es un combinado de elementos y también la recuperación del precio internacional de los metales. Que todavía no es el mejor. Todavía algunos metales se van recuperando, algunos van mejor que otros, vemos por ejemplo que la plata vale menos que el oro pero se ha recuperado mucho más rápido que el oro. Seguimos con esta historia de la matriz energética. Nos estamos peleando si hay que pagar 50, 100, 250 pesos de gas y somos la segunda reserva más grande del mundo de gas convencional. Solamente considerando lo que es Vaca Muerta. Solamente considerando lo que es el Shale Gas. Todavía ni siquiera hemos evaluado lo que es el Time Gas y todavía falta evaluar todo lo que es La Cuenca y todo lo del Norte Argentino, que es toda otra reserva enorme.  Si hablamos de petróleo. El petróleo también es minería y además es energía. Y es energía lo que necesitamos para poner en marcha al país.

Yo te quería comentar que tengo otras versiones a nivel información de otros ámbitos, no solamente de la minería. Están aguardando, sí, es verdad. Que miran más que nunca hacia la Argentina, obviamente, hay una nueva imagen país. Eso está claro. Nadie puede comparar la nueva imagen país de este nuevo gobierno con la del gobierno anterior. Eso está claro. Más allá de ideologías o conveniencias particulares. Yo lo que digo es, fijate que señal, el próximo G20 se va a realizar en la Argentina. La primera vez en la historia de la República Argentina y de un país sudamericano. Ni siquiera un país como Brasil logró esta señal del mundo. Pero en el lineamiento de la minería yo creo que más allá de la subida de algunos metales estaban esperando esto. Estaban esperando la inflación. Porque la inflación es importante. Yo creo que tiene que ver con el tema social, político y social. Están esperando esas señales para ver y temas judiciales de determinados grupos que antes estaban y esto es lo que ensucia un poco la cancha. Cuando eso se despeje un poco y sepan que Macri no solamente cayó parado sino que no tiene ningún problema en sus piernas. Que hizo bien el movimiento, flexionó bien, después de tirarse en paracaídas. Yo creo que eso es lo que están esperando. Pero está todo por hacer.

Totalmente de acuerdo porque desde ya es un combo al cual hay que agregarle un montón de elementos más que se ven todos los días. Los que vivimos en el interior lo vemos con más fuerza. Todas las problemáticas ambientales, los pueblos originarios… con lo cual hay una serie de cuestiones que tienen que ver con políticas de Estado y con políticas provinciales. Porque no nos olvidemos que a partir del ´94, por más que haya una política muy favorable, si las políticas provinciales no lo son, tampoco cierra la ecuación. Entonces es una situación que hay que ir mirando desde varios aspectos. Nosotros tenemos, por ejemplo, casos muy concretos: Tenemos un ministerio de energía, un ministerio de minería que apoya decididamente que pongamos en marcha este enorme potencial que tiene la Argentina. Te doy algunos números: Nosotros ya tenemos evaluadas, ya 50, y con equipos de geólogos argentinos y geólogos de afuera, en otros cerros y lugares más inhóspitos, tenemos evaluadas 50 millones de toneladas de cobre finito. 50 millones de cobre fino hoy por hoy son arriba de 200 mil millones de dólares que están ahí. Plantados en el terreno y seguimos siendo esos mendigos sentados en bancos de oro. El recurso está. El problema es que hay que ponerlo en movimiento. El recurso está. Hay que mover toda esa riqueza que está quieta, como ya la ha movido en su momento Chile. Porque además está comprobado a lo largo de la historia que lo que no se explota en el momento oportuno después deja de ser oportuno.

Escuchaba atentamente tus palabras. Y arrancaste hablando de esto, de ser un país confiable o no confiable. Lo que analizaba un inversor. Respecto a estos nueve meses de esta nueva gestión, ¿considerás que lo que más les está favoreciendo a la industria minera o a nuestro país, desde el punto de vista minero, es la política macro que está llevando el Gobierno Nacional o es la política minera que la nueva Secretaría está siguiendo? Sobre todo en tu provincia.

Yo veo el problema a nivel nacional. Salta ha mantenido una política de Estado dentro de la minería con distintos gobernadores , con distintas autoridades, tanto en las cámaras y demás. Porque además está la Constitución de la provincia de Salta. El artículo 86 de la constitución de Salta es un artículo absolutamente claro sobre las ventajas que tiene la tierra minera que nosotros la desarrollamos antes de la llegada de los españoles. Tenemos algunas de las actividades más longevas de la República Argentina que son la explotación de La Puna, por ejemplo. Yo veo que acá hay un problema de política macro y si bien El Gobierno puede tener todas las buenas intenciones, por ahí vemos que hay algunos ministerios que apoyan la actividad y otros ministerios que no la apoyan. O ministerios que dicen que apoyan la actividad, que es una política de Estado, pero por otro lado se llenan la boca hablando de la licencia social, cuando son ellos mismos los que monitorean en contra de la licencia social en los mismos pueblos donde se hace la actividad minera. Esto lo hemos visto repetidas veces, acá en el Norte, la historia de siempre: “te pego con la mano dura del plomo, te pego con la mano de lana”. Nosotros lo hemos visto. Yo acabo de venir de La Rioja donde estuve dando algunas conferencias. Estuvieron hombres tan famosos a nivel internacional después de haber rescatado 33 mineros que quedaron atrapados allá cuando colapsó ese trozo de montaña… Y hablando de estos temas, es en La Rioja donde vemos este doble juego: Por un lado apoyamos la actividad, pero por otro lado impedimos la licencia social. Entonces, la pregunta, lo que habría que empezar por definir, es qué es la licencia social. Porque hoy por hoy, si nosotros usamos el celular, que está forjado del 100% de minerales, el momento que estamos usando el celular, estamos usando la licencia social en minería. ¿Sino qué estamos haciendo? Porque si no tuviéramos la actividad, bueno, que cada uno empiece a tirar su celular a la basura, porque es lo lógico si no apoya la actividad minera. Porque si estás usando algo que está formado por el 100% de minerales, entonces, que mejor licencia social que esa.

Si. Digamos, podemos interpretar tus palabras también que la licencia social tiene que ver con la cadena de valor. Que los beneficios, tanto de las comunidades, las provincias, el país y después los otros integrantes de la cadena que vienen de otros países y con gran trayectoria y gran espalda. Es en parte mi opinión respecto a lo que vos planteabas como licencia social, que en definitiva el boca en boca la industria se va a defender. Desde lo más cercano al proyecto hacia afuera.

Te preguntaba, y cuando te hacía este comentario de la política nacional, del Gobierno Nacional, y lo macro, el tema del medio ambiente y si hay un trabajo, que no sé si se está viendo, o si lo están haciendo, porque no se ve, no se puede palpar, el trabajo que debería realizar la Secretaría de Minería de La Nación. ¿Por qué te hice esta pregunta? Porque si bien Santa Cruz hoy está trabajando fuertemente con una mesa de gestión minera, que no tiene nada que ver con el Gobierno Nacional, parece que Santa Cruz es otro país. Y esto, a lo que voy, es que en definitiva se trata de entender si somos un equipo, somos una industria o somos una política. Es una pregunta que te hago a vos con la trayectoria que tenés.

Ahí es donde yo quiero apuntar. Por eso hablaba de Salta como una larga política de Estado en el sentido de que han pasado gobernadores y demás. Hay proyectos mineros que se están por poner en marcha que hace veinte años que están…

¿Lindero es uno?

Lindero. Exactamente. Dado que el altibajo de los precios de los metales en el momento en que iba a arrancar se frenó por la baja de los precios de los metales. Es un proyecto que está al borde de lo que es económicamente explotable porque no es un yacimiento muy grande. Es un yacimiento chico, rico, que se puede desarrollar. Si Lindero, Taca Taca, hubiese estado del lado de Chile, hoy serían minas con 10 mil millones de dólares que le hubiese dado trabajo a 15, 20 mil personas. Pero bueno, está de este lado. Y ahí es donde yo veo un desfasaje completo entre lo que fueron las políticas decimonónicas, por decir de alguna manera, que es la vieja política del SXIX y dentro del SXX, con ese empuje de nuestros próceres que hicieron obras de infraestructura, como fue el tren de las nubes. Lo que hoy llamamos tren de las nubes, esta cosa turística que lleva tres, cuatro pasajeros, era un ferrocarril minero. El tema es que eso es una obra ferroviaria única en el mundo. Es el tren que pasa a más altura. Iba directamente del Norte Argentino a Chile. Así se pensaban las obras en estas grandes mentes del SXIX y principios del XX. Y yo lo que veo desde entonces es que uno ha sido focalizar toda la matriz económica en lo que es La Pampa Húmeda y sus alrededores con la vaca, el trigo y ahora la soja. Pero el resto del país, esa enorme masa montañosa que la Argentina tiene del lado occidental, no tiene otro recurso que no sea la actividad minera. La cual ha sido atacada férreamente por gente absolutamente desinformada. Yo, la verdad que valoro enormemente el esfuerzo que ustedes hacen para informar y dar a conocer cosas, que por ahí, son obviamente, para el que está en la actividad, es una cosa sencillísima… Salíamos de una reunión donde alguien me preguntaba sobre el tema del derrame de cianuro en San Juán y yo le decía que los contenidos de cianuro son tan bajísimos que no se ha muerto ni una mosca. Entonces, con el mismo criterio en Buenos Aires chocan un par de trenes, tenemos 50 muertos, ¿no vamos a prohibir todo el sistema ferroviario en Buenos Aires?

Yo voy a otra cosa. Vos hiciste una pregunta en voz alta, una reflexión: Finalmente a qué llamamos licencia social. ¿Sabés qué sensación tiene uno cuando se da tantas vueltas, más allá de lo lineal, de que es, dos puntos, la licencia social? Yo creo que muchas veces se termina sospechando, dando lugar a eso, de que en realidad, la licencia social es finalmente como se va a repartir la cosa. Entonces, se le atribuye entre todas las partes y entre todos los actores participantes. Por ejemplo el caso de Mendoza, o por aquello que siempre repetimos, que por si es favorable para ganar una elección hablar en contra de la minería, se habla. Y después, una vez que se gana la elección, si se necesita, entonces se empieza a ver qué pasa con la minería. Entonces, sabemos lo que es licencia social linealmente, pero pareciera que se hacen muchas veces tantas cosas contradictorias que pareciera que finalmente se pone el foco en ese lugar, pero sin embargo la realidad concreta, o el peso específico, está en otro. Pareciera que la manera de redistribuir esa ganancia a futuro es por donde pasa la cosa y por eso no lo terminan de habilitar.

Obviamente, tomar una actividad productiva como rehén es la bajeza más grande que puede tener la política. Lo mismo ha pasado con las papeleras, con los gasoductos y con tantas otras cosas.

Ricardo, muchísimas gracias por este enlace en La Veta y organizamos próximamente otra salida cuando te parezca, con un poco más de tiempo y organización.

Muchas gracias

VOLVER

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.