[metaslider id=5000]

Conflictividad que no cesa

By on mayo 22, 2013
conflictividad

Conflictividad que no cesa

El sindicato de los camioneros volvió a ser protagonista de un conflicto, esta vez en el yacimiento Cerro Moro. La novedad es que los obreros mineros dieron muestras de no tolerar más estas actitudes.

Esta semana, nuevamente grupos gremiales ajenos a la minería, irrumpieron en un yacimiento para reclamar, sin aviso previo, sin notificar ni negociar, pretendiendo imponer por la fuerza, y otra vez, todo se desarrolló sin intervención de las autoridades.

El pasado miércoles 15, en las primeras horas de la tarde, unas 25 personas identificadas como integrantes del sindicato de choferes de camiones, ingresó al campamento del yacimiento minero Cerro Moro –que opera Yamana Gold a unos 80 kilómetros al sudoeste de Puerto Deseado– para exigir que el Gerente de Recursos Humanos de la subsidiaria de dicha empresa, Estelar Resources, “se presentara” ante Juan Carlos Almada, referente provincial del sindicato que lidera Hugo Moyano, para escuchar allí los planteos del gremialista y decidir en consecuencia.

El motivo de la peculiar citación, fue porque Estelar Resources alquila un equipo auxiliar aguatero que es manejado por empleados propios afiliados al gremio minero AOMA, y que con el mismo se estaría atendiendo a una empresa de perforaciones contratada por la propia Estelar para realizar exploraciones en el propio yacimiento, lo que según la particular visión de los Camioneros, se trataría de un servicio de logística y, por lo tanto, encuadrable en su propio convenio colectivo. Es decir, la empresa contrata a un equipo de perforaciones para explorar su propiedad, y asiste a ese contratista con agua en un camión cisterna alquilado, y el gremio de Camioneros pretende que los choferes de ese vehículo de uso circunstancial, que es manejado por trabajadores mineros habilitados perfectamente habilitados, dejen de revistar en AOMA y pasen a las filas de su sindicato.

Hastío

Informados del intento de corte de ingreso al yacimiento, más de medio centenar de afiliados de la Asociación Obrera Minera Argentina, decidieron intervenir para impedir la acción de los choferes de camiones, y se habrían vivido horas de nerviosismo en el lugar. “No vamos a permitir que tres o cuatro aprovechadores quieran tomar ventajas de nuestras conquistas y encima pretendan decidir quién trabaja y quién no”, dijo un delegado de los obreros mineros del yacimiento Cerro Moro, agregando que “otra vez estamos solos, las autoridades no nos defienden, así que nos tenemos que cubrir nosotros mismos”.

Las autoridades de la Seccional Santa Cruz de AOMA aclararon que de ninguna manera se trató de una decisión orgánica, pero aclararon que entendían “la reacción de los compañeros trabajadores, que están cansados de que cualquier gremio con un sello de goma y tres o cuatro matones decida cuándo se trabaja y cuando no, sin ser de la actividad ni saber nada de minería, poniendo en riesgo las fuentes laborales, mientras las autoridades nacionales, provinciales y municipales miran para otro lado”.

Ya en el congreso nacional de la entidad gremial, realizado en Jujuy hace menos de un mes, los trabajadores mineros habían hecho una nueva advertencia sobre este tema, anticipando de algún modo que se vivirían reacciones como la apuntada. En esa línea, el sindicato de los mineros argentinos reafirmo su decisión de seguir siendo el gremio que aglutine a todos los mineros del país, advirtiendo “a las autoridades provinciales y nacionales que será activa y contundente a la hora de defender los derechos sindicales, y denunciando “la pasividad de la autoridad de aplicación en aquellas provincias que son campo de pretensiones de otros gremios de arrebatar afiliados y trabajadores mineros”.

Luego de demandar “el fin de la inmovilidad del Estado”, el congreso de AOMA señaló que la entidad gremial “ya ha agotado la instancia del diálogo con entidades gremiales de otros rubros, y procederemos a tener una actitud enérgica en defensa de la actividad y ante la continuidad de las agresiones”, preanunciando lo ocurrido en Cerro Moro.

Cara a cara

Pese al hermetismo con que los directivos de Yamana Gold manejaron el tema, se pudo saber que se habría producido algún encuentro de conciliación entre camioneros, mineros y la propia empresa, y como resultado de ello se decidió suspender las actividades de perforación que realiza la contratista hasta mañana, lunes 20, en que ambos gremios se encontrarían en Río Gallegos ante la autoridad laboral.

Mientras tanto, por motivos de seguridad, se suspendieron todas las tareas dentro del campamento “El Mosquito”, que integra el yacimiento Cerro Moro. Tal decisión se tomó inicialmente porque el corte y presencia de personas ajenas a la operación y sin entrenamiento en seguridad, no solo afectó el normal funcionamiento de las instalaciones, sino que impedía la reacción adecuada de la compañía frente a cualquier siniestro; generándose además un clima interno que algunos describían como “de incertidumbre, desconcierto y mucha bronca” entre las 150 personas que se encontraban en el sector.

Cabe recordar que mineros y camioneros habían evitado, hasta ahora, chocar frontalmente, pese a que el gremio moyanista ha protagonizado no pocos actos intimidatorios en los distintos yacimientos en exploración y hasta en las puertas mismas de las principales productoras de metales preciosos de Santa Cruz, como sucedió hace menos de dos meses en Cerro Vanguardia, por planteos similares.

conflictividad

El tema no es nuevo y tanto empresas como la cámara que las aglutina, el gremio y los proveedores santacruceños, han emitido documentos reclamando más presencia estatal, “en resguardo de la paz social”. De hecho, en una nota suscripta por Camicruz que circuló esta semana entre los legisladores, informando sobre la situación actual de la industria en la provincia, se pide “que tanto el Gobierno provincial como la Justicia, intervengan para garantizar la paz social y evitar los actos vandálicos que se han producido en los últimos tiempos en distintos yacimientos, lo que ha generado cuantiosas pérdidas para los proyectos en producción y el desaliento de los proyectos de exploración; que las autoridades promuevan el equilibrio de las relaciones intersindicales en aras de garantizar la paz social y el libre ejercicio del derecho constitucional a ejercer toda industria Iícita y a trabajar; y que la Secretaria de Trabajo de la Provincia sea participe imprescindible y activo en la armonización de las relaciones entre las empresas y los trabajadores”.

Yendo a menos

La semana pasada, en este espacio, detallamos algunas medidas tomadas por las compañías, reduciendo la inversión en exploración ante las dificultades económicas imperantes. Es indudable que la repetición de este tipo de hechos, entorpece aún más el normal desarrollo de una industria que no atraviesa su mejor momento.

Fuente: AIMSA – Por Roberto Mendoza especial para La Opinión Austral

[sws_divider_top]

[sws_button class=”” size=”sws_btn_small” align=”sws_btn_align_right” href=”http://lavetaradio.net” target=”_self” label=”volver” template=”sws_btn_gray” textcolor=”” fontweight=”normal” bgcolor=”” bgcolorhover=”” glow=”sws_btn_glow” btnwidth=”” textalign=”center”] [/sws_button]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.