[metaslider id=5000]

CASEMI redobla la apuesta

By on diciembre 26, 2012
CASEMI

CASEMI redobla la apuesta.

A principios de noviembre, comenzó a sentirse el temblor en la Cámara Argentina de Servicios Mineros (CASEMI), un sismo que dejaría en veredas opuestas a los empresarios de la dirigencia nacional con los de la local. Pero los remezones continúan y las posiciones no logran reconciliarse.

Desde Buenos Aires vuelven al embate verbal y acusan a la dirigencia de la cámara local de no tener los números claros, de no responder a un proceso eleccionario institucional y de querer hacer política y perpetuarse en los cargos directivos. También se defendieron de las acusaciones de los sanjuaninos de señalaron que desde Buenos Aires quieren “quedarse con los negocios que son para las empresas locales”. En el medio hay millones de dólares en danza.

La ruptura mantiene enfrentados al sanjuanino Fabricio Benedetti, presidente de CASEMI, y miembro de la Mesa de Homologación Minera convocada por la Secretaria de Minería de la Nación (liderada por Jorge Mayoral); y Alejandro Donna, quien había quedado como gerente de la CASEMI en San Juan.

Rafael Dahl, vicepresidente de CASEMI, contó que la línea de comunicación se empezó a romper cuando desde Buenos Aires comenzaron a pedir presupuestos para poder seguir avanzado y crear una oficina allá, “se empezó a notar un manejo muy raro de los fondos de la cámara, empezamos a preguntar y empezó el quilombo”, dijo.

Dahl señaló que en la provincia hay dos cámaras cuyos asociados no están enterados de lo que hacen. “Yo pagué con un CUIT que está bloqueado y eso porque nunca hubo una rendición de cuentas, un balance, ni elecciones, ni transparencia. Una cámara empresarial debe ser transparente y en sus funciones más que transparente; debe tener estatuto. Yo soy el más complicado para hablar porque digo lo que pienso y así lo manifesté en una reunión, que la cámara debía ser democrática y no debía tener dueño”, señaló.

-¿Su enfrentamiento era con Donna?

-Sí, con la persona que se adueñó de la cámara, por eso me atreví a decir tantas cosas porque eso hoy le hace mal a la minería, no suma. Yo tengo 23 años trabajando en el sector y cuando Donna iba al colegio yo ya exploraba y perforaba. A mí una persona que viene con todas las ínfulas, inflado… creo que primero nos tenemos que respetar. Sucedieron maltratos internos por eso Fabricio se abrió de todo esto, por esta no transparencia de los números, consecuentemente hoy Fabricio es presidente de CASEMI Argentina. Logramos fortalecer la institución en Buenos Aires, con estatuto nacional, tiene balances, libro de actas, 50 socios, se trabaja con la Mesa de Homologación Minera.

Dahl se defendió de las acusaciones de los locales y dijo que “nadie maneja el negocio de nadie”. “Nosotros trabajamos de manera muy transparente, no podemos hacer negocios ni negociados, hay una Mesa de Homologación Minera abierta, hay instituciones que deben ser respetadas. Hoy cualquier cámara del interior es partícipe porque hay una realidad y debe ser aceptada: la reglamentación, la Ley 24196 de la Secretaría de Minería de la Nación, se administra en Buenos Aires, no en las provincias; el lugar para sentarse a discutir con las mineras es en Buenos Aires”, advirtió el dirigente.

Señaló que siendo inclusivos, se encuentran con gente que no se quiere incluir, por eso se generan problemas en Jáchal, en Iglesia, en Calingasta y lo mismo pasa en el resto de las provincias mineras, donde en vez de tener una cámara, hay 20 cámaras de servicios. “Eso está diciendo: ‘señores me hago dueño de una cámara y soy selectivo sobre con quien me asocio, con quien me junto y los negocios son para mí solo’. Yo me siento adelante de cualquiera a debatir quién es inclusivo y quién es ser exclusivo, les conozco los placares con los muertos que tienen todos”, acusó el empresario.

Dahl destacó que su tarea en la minería comenzó antes de los ’90, junto con otros pioneros como Ricardo Martínez, José Ossa y Jaime Bergé. “En esas épocas trabajábamos con los dientes, por eso me atreví a barrer con seis provincias juntas, porque Rafael Dahl tiene la conciencia limpia y no tiene ningún muerto, todo lo hizo en forma legal. Fui empleado, soy hijo de trabajadores, soy emprendedor y ahora empresario”, dijo.

Luego volvió a arremeter contra el gerente de la CASEMI en San Juan: “¿Donna qué es? ¿Es comerciante o empresario?, yo le dije claro: ‘si querés hacer política ponete una unidad básica’. Él habla por el Gobernador, habla por el ‘Pichi’ Saavedra, ¿qué hiciste en la vida vos? Mi curriculum es de trabajo no de política empresarial. Gracias a Dios ahora le estoy devolviendo a la minería lo que la minería me dio. Podemos hacer que sea transversal el desarrollo de la minería en la Argentina”.

CASEMI

Sobre la creación de la Organización Federal de Cámaras de Servicios Mineros (Ofecasemi), hace algunas semanas, el empresario dijo que fueron “seis personas que hoy están flojos de papeles, con cámaras que no tiene ni personería jurídica las que formaron Ofecasemi”.

“Lo más gracioso fue que se hizo de la noche a la mañana, usando el trabajo de la Mesa de Homologación, salieron a decir: ‘nosotros somos los reyes de la minería’. En CASEMI el trabajo lo hacemos en voz baja y creemos que la minería debe ser inclusiva y no selectiva. Debe ser inclusiva hacia los lugares más remotos y beneficiar primero al humilde habitante de cada pueblo minero”, aseguró Dahl.

[sws_divider_top]

[sws_button class=”” size=”sws_btn_small” align=”sws_btn_align_right” href=”http://lavetaradio.net” target=”_self” label=”volver” template=”sws_btn_gray” textcolor=”” fontweight=”normal” bgcolor=”” bgcolorhover=”” glow=”sws_btn_glow” btnwidth=”” textalign=”center”] [/sws_button]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.